Leche de magnesia o Milk of magnesia

  • Producto contra el estreñimiento.
  • Major Milk of Magnesia Suspension, 400mg/5mL, 16oz
  • 16 oz
Categoría:

Descripción

La importancia del magnesio

La leche de magnesia no la encontrarás en los supermercados sino que deberás ir a tu médico a que te informe exactamente sobre sus usos y si puede ir bien contigo. No deberás usar el hidróxido de magnesio sin el consejo y consentimiento de tu médico, y mucho menos si tienes dolor de estómago, náuseas o vómitos.

Si al tomar la leche de magnesia notas un cambio repentino en los hábitos intestinales y perduran durante dos semanas, deberás acudir a tu médico. Recuerda que no debes usar el hidróxido de magnesio durante más de 7 días sin consultar a un médico (deberá hacerte seguimiento).

Qué debes saber antes de tomar leche de magnesia

No deberás tomar esta leche sin el consejo de tu médico, y deberás preguntarse si es adecuado para ti o no, teniendo en cuenta si sufres enfermedades renales. Aunque no se sabe exactamente si puede dañar a un bebé en crecimiento dentro del vientre materno, es imprescindible no tomarlo si estás o si crees que puedes estar embarazada. Tampoco lo tomes si tienes un bebé lactante y le estás amamantando.

¿Cómo se toma la leche de magnesia?

Si vas al médico deberás seguir estrictamente las recomendaciones que te dé acerca de cómo tomar la leche de magnesia, pero también puedes fijarte en la etiqueta para tener una orientación. No podrás usar una cantidad mayor o menos, ni tampoco tomarla más tiempo de lo que el médico o la etiqueta recomienda.

La leche de magnesia también está en tabletas y deberás masticarla antes de tragarla. La mejor opción es tomarlo líquido con una cuchara o con una taza con medidas si necesitas tomar una dosis especial. Si no sabes cómo se utiliza el medidor sólo tendrás que preguntarle a tu farmacéutico. Deberás conservar el producto a temperatura ambiente y lejos de la humedad y el calor.

¿Qué pasa si te olvidas una dosis?

El hidróxido de magnesio se usa cuando se necesita por lo que no siempre se necesita un horario para su administración. Aunque si el médico te ha aconsejado seguir u horario, tendrás que tomar la dosis tan pronto como te acuerdes en caso de haberla olvidado. Pero no tomes la dosis que has olvidado si queda una hora más o menos para la próxima dosis, ni tampoco uses más cantidad de leche de magnesia para suplir lo que olvidaste tomar.

¿Qué pasa si tomas más de la cuenta?

Si tomas más leche de magnesia de la cuenta y tienes una sobredosis deberás acudir a un centro médico urgentemente. Los síntomas de una sobredosis pueden incluir: diarrea, debilidad muscular, cambios de humor, taquicardia, cambios en el ritmo de los latidos del corazón (lentos o irregulares), y poca frecuencia para orinar (o no orinar nada).

Posibles efectos secundarios

Si tienes algún síntoma de efectos secundarios deberás acudir a tu médico de urgencias. Deberás dejar el hidróxido de magnesio y llamar al médico si tienes:

  • Reacciones alérgicas como ronchas, dificultad para respirar, hinchazón de cara, labios, lengua o garganta.
  • Sangrado rectal.
  • No hay movimiento intestinal después de usar la leche como laxante.
  • Tienes náuseas o vómitos.
  • Notas diferente el ritmo de tu corazón.
  • Tienes mareos o te desmayas.
  • Enrojecimiento, calor, rojeces o sensación de hormigueo.

Puede que existan otros efectos secundarios por lo que deberás llamar a tu médico inmediatamente si notas algo fuera de lo normal al tomar la leche de magnesia.

Otros usos interesantes de la leche de magnesia

Cabe destacar que es estupenda para aplicarla sobre el rostro, para eliminar el exceso de grasa o bien para hidratar el rostro antes de maquillarlo, ya que de esta manera recibirá mucho mejor todo lo que le añadáis después, eliminando los brillos del rostro, dejándolo mate para aquellas mujeres que deseen un maquillaje de este tipo.

Así pues, mencionar que es genial también la leche de magnesia como desodorante, ya que controla a la perfección la sudoración, aliviando además las quemaduras provocadas por el sol, ahora que estamos en verano, por lo que aplicándola a modo de crema la piel la absorberá rápidamente, hidratándola de forma rápida.

Por otro lado, debéis saber que la leche de magnesia es también estupenda para aplicarla después de la depilación, tanto en las piernas, como en las axilas o puntos más sensibles, remediando problemas de dermatitis, herpes o para tratar el cuero cabelludo graso o con caspa, aplicándolo a modo de champú.

Así que si queréis sentiros genial que mejor que utilizar la leche de magnesia, tanto para ser ingerida (siguiendo las instrucciones del médico) como para tratar la piel, notando mejoras en poco tiempo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Leche de magnesia o Milk of magnesia”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *