Kefiralia, comprar kéfir de lche

Cómo mejorar tus defensas sin pastillas

¿Sabes cuánto te puede beneficiar tomar todos los días un vaso de kéfir de leche?

Tomar kéfir es sin lugar a dudas la mejor y más barata forma de tomar probióticos y consecuentemente mejorar tu sistema inmunólogico con comida real.

Veremos en este artículo cómo mejorar tus defensas con poco dinero y de una forma natural

El kéfir es un elemento esencial de una dieta saludable y un sistema inmunológico fuerte.

Aunque el kéfir tiene una historia larga y variada, recientemente el kéfir se ha vuelto cada vez más importante en la dieta de las personas. De alimentos extraordinarios que solo unas pocas personas pueden comprar, el kéfir ya es un producto que se puede encontrar en todas las estanterías de los supermercados, y ocupa una posición de liderazgo entre esos productos llamados postres lácteos.

La leche de kéfir o kefirada es una bebida láctea fermentada que se parece al yogur, pero tiene una consistencia líquida ligeramente más alta y tiene propiedades y beneficios para la salud.

Orígenes históricos del kéfir

La historia de este producto se remonta al Cáucaso y Europa del Este hace miles de años, donde los pastores nómadas guardaban leche de cabra en recipientes hechos con estómagos de animales. Debido al movimiento del viaje y la intervención de otros factores como la temperatura y la humedad, y ciertas sustancias existentes en el continente, se dieron cuenta de que a partir de la leche se estaba formando un nuevo tipo de alimento. El resultante de todo este proceso empezó a valorarse y observaron mejoras en la salud de aquellos que lo consumían, así que se corrió la voz entre las tribus hasta que fue utilizado como medicina por los médicos rusos en el siglo XIX.

Dos tipos de kéfir: Kéfir de leche y kéfir de agua

En primer lugar, hay que decir que el kéfir es una bebida, con dos variantes, una a base de agua y otra base de leche.

En ambos casos, se trata de un líquido fermentado, que principalmente aporta una serie de características y beneficios al cuerpo humano en el sistema digestivo.

Son dos tipos diferentes de perlas o de hongo diferente. El kéfir de agua es completamente diferente del kéfir de leche, los pequeños nódulos también son diferentes (se llaman búlgaros) y se preparan con agua y azúcar. El kéfir de leche, se prepara con las perlas de kéfir y con una bebida láctea o licuado vegetal, y el resultado es la leche de kéfir, el resultante con bastante parecido a un yougurt y se llama también kéfir. Las perlas de kéfir tienen una apariencia similar a la de la coliflor.

La diferencia entre los dos fermentos, de leche o de agua es notoria. En principio el de leche es más nutritivo ya que proporciona los macronutrientes exclusivos de la propia leche. Además, su textura es ligeramente consistente, similar al yogur, y el sabor es más fuerte y ácido.

La diferencia entre este y el kéfir es notoria. En principio, proporciona los macronutrientes exclusivos de la propia leche. Además, su textura es ligeramente consistente, similar al yogur, y el sabor es más fuerte.

Composición de las perlas del kéfir de leche

• Caseína coagulada.
• Hongos o levadura productores de alcohol (fermentación alcohólica).
• Bacterias Lactobacilus, Streptococus, Bifidobacterium y Lactococus, responsables de la producción de ácido láctico (fermentación láctica).

Observamos que para la producción de kéfir hay una doble fermentación de la leche.

Ingredientes base para la elaboración del kéfir de leche

El kéfir de leche no se hace necesariamente con bebidas lácteas, puedes buscar la base en otros ingredientes vegetales como licuado de soja, de almendra, de arroz, de leche de coco o licuado de avena.

¿Cómo conseguir kéfir de leche?

Comprar kéfir industrial

Si estás buscando una gran cantidad de versiones listas para usar, todo lo que puede hacer es buscar los productos mencionados en la tienda local. Dependiendo del país / región donde vivas, habrá diferentes marcas e introducciones para comprar kéfir. En algunos casos, es más fácil de implementar que en otros. Para el resto de lugares, es probable que todos los lugares tengan sus propias versiones locales, en este sentido, el crecimiento de las ventas online favorece la compra de leche Kefirada. En España lo puedes conseguir de diferentes marcas (como Activia, Nestlé o Danone), pero por ejemplo yo vivo en Galicia y sé que hay marcas gallegas.

Preparación de kéfir casero

producción de kéfir

Por lo contrario, si el hecho de conseguir esta variedad de kéfir implica algunas dificultades, no lo hay en tu tienda habitual, o simplemente quieres probar a hacerlo tu mismo,  es posible realizarlo de forma casera. 

Para esto, basta con obtener la receta, adquirir los ingredientes necesarios y seguir con atención cada uno de los pasos.

Por lo contrario, si el hecho de conseguir esta variedad de kéfir implica algunas dificultades, no lo hay en tu tienda habitual, o simplemente quieres probar a hacerlo tu mismo,  es posible realizarlo de forma casera. 

  • Compra las perlas de kéfir
  • Elige la leche o licuado vegetal con el que vas a hacerlo
  • Consigue un tarro de cristal para la preparación
  • Una tela con una goma para tapar la fermentación, sirve también una servilleta de papel
  • Un lugar seco y oscuro
  • Un escurridor tupido de plástico
  • Un tarro para recoger el resultado.

El tiempo de fermentación depende de muchos factores (temperatura, humedad, etc.), hay que experimentar. Se dice que 24hs es más «efecto laxante» y 48hs más «efecto astringente».

Lo importante es que al tomarlo no sea dulce, ya que el hongo para fermentar se alimenta de azúcar, es decir que se trata de una bebida probiótica no azucarada, y ha de estar ácido.

Cómo preparar tu propia producción de kéfir

Hacer kéfir en casa es bastante sencillo y te asegurarás de obtener todos los beneficios de manera más sana y natural.
Lo más importante para poder crear tu propio kéfir será conseguir los nódulos de kéfir, pero que sean unos nódulos de confianza.

Más abajo te hablo por qué confío yo en KEFIRALIA.

Pasos para hacer tu propio kéfir

  • Una vez hayas conseguido las perlas de kéfir, el siguiente paso será tener un recipiente o bol de cristal que se pueda tapar bien con una tapa o con un paño de tela que quede ajustado.
  • Escoge el ingrediente base para elaborar tu kéfir (leche, aguada o leche de coco, bebida vegetal de arroz o soja, etc).
  • Rellena 2 terceras partes del recipiente o bol conjuntamente con las bolas de kéfir, y posteriormente cubre el recipiente con un trapo o una servilleta de papel.
  • Se deja reposar alejado de la luz durante 24 horas a temperatura ambiente, removiendo suavemente en un intervalo de cada 8 horas (no es estrictamente necesario).
  • Pasadas las 24 horas se debe colar la mezcla en un colador que no sea de metal.

• Hay que separar las bolas de kéfir y volver a repetir todo el proceso

Lava con cuidado los nódulos de kéfir con agua en un escurridor de plástico de malla fina y utiliza leche fresca las primeras veces que hagas kéfir.

escurridor, colador

Todo el material que utilices para la higiene de los nódulo que no sea de aluminio podrían estropear los nódulos. Y el recipiente donde hagas el kéfir de cristal no cerrado hermético.

Es muy importante tener en consideración que aunque no se vaya a consumir el kéfir, el contenido del recipiente se debe cambiar cada 24 horas/48 horas.

Guardarlo en la nevera retrasa el proceso de fermentación permitiendo conservar los nódulos de kéfir en el líquido base al menos por una semana.

Hay que lavar los gránulos de kéfir con agua mineral, el contenido de cloro del agua que proviene del grifo podría dañar las colonias de bacterias ya formadas.

Escurre, seca, y empieza una nueva producción, repite el proceso.

Probióticos y prebióticos en el kéfir

Fermentación del kéfir

El kéfir como alimento, quiero aclarar esto, porque el kéfir también se llama a la perla o nódulo, se obtiene mediante proceso de fermentación.

La fermentación es el proceso de consumir azúcar, por lo que se puede alimentar con leche y de ella se puede utilizar lactosa.

La fermentación hace que los productos básicos que ponemos de base para la fermentación se conviertan en otras sustancias, como ácido láctico, ácido acético, etanol, dióxido de carbono, etc. y entonces, el producto se volverá más ácido, el valor del pH desciende y tendremos nuestro kéfir comestible.

La apariencia de la leche fermentada debe ser cuajada, y a veces puede que se separe el suero. Yo lo revuelvo para hacer una masa homogénea.

Si tienes una cinta métrica de PH, puedes medirla. Suele bajar de 7 a 4 al inicio de la fermentación.

Si se usa kéfir de agua, tomará más tiempo (al menos 48 horas) prepararlo. Se producen burbujas durante la fermentación. Necesitas azúcar.

La colonia de perlas de kéfir puede crecer, agruparse, diferenciarse, unos más grandes que otros. Normalmente se reproducen bastante aunque depende de la época. Pueden crecer o no, eso no es importante.

SI los ves raros, si se «pulverizan», si están mustios, no es una buena señal, puede que se hayan muerto. Eso puede pasar por ejemplo al usar agua del grifo ya que el cloro los mata. Yo por eso no los lavo, o cuando los lavo lo hago con agua mineral.

También puedes ver => cómo preparo yo el kéfir de leche en mi casa.

Ventajas de producir el kéfir tu mismo

  • Compra unas perlas de kéfir y te puede durar toda la vida si se cuidan correctamente
  • Con unos pequeños cuidados puedes obtener probióticos de alta calidad a precio super económico durante años
  • Le podrás regalar un cultivo a algún amigo, ya que el cultivo se reproducirá y aumentará de tamaño mientras lo mantienes vivo.

Cuidado cuando compres o consigas las perlas de kéfir:

En el caso de que consigas los nódulos como un regalo de alguien que los está usando, ten en cuenta que estos hongos pasan de mano en mano y por esto hay que tener ciertos recaudos a la hora de ser demasiado optimistas acerca de sus beneficios. En estos casos no sabremos exactamente las bacterias que contienen.

Además es bastante importante la extrema limpieza a la hora de manipular el kéfir, tanto en utensilios como en la producción porque podría contaminarse.

Beneficios en tu organismo del kéfir

Muchas personas buscan este tipo de productos fermentados como el kéfir o el chucrut, beneficios como depurar el organismo, equilibrar y regenerar la flora intestinal y regular el metabolismo.

Se cree que el kéfir permite sintetizar componentes clave para el organismo como la vitamina K o las vitaminas del grupo B. Además tiene calcio, fósforo y potasio. Asimismo, colabora a reducir los niveles de colesterol.

Además de ser rico en bacterias, también posee calcio, proteínas y vitaminas el grupo B, contando como aspecto positivo el ser un alimento bajo en lactosa y por ello es tolerado mejor por muchas personas que la leche normal.

El objetivo es fortalecer la microbiota, que es el conjunto de microorganismos que se ubican en forma natural en distintos lugares del cuerpo de los seres vivos pluricelulares, como el ser humano.

Cuando tomamos kéfir estamos incorporando probióticos, microorganismos vivos con bacterias buenas y prebióticos, que no están vivos pero promueven el crecimiento de bacterias buenas en el colon.

Tomar kéfir

Lista de los múltiples beneficios del kéfir

  • Mejora los problemas digestivos

Este es uno de sus beneficios más famosos, y es que puede aliviar las molestias del sistema digestivo, especialmente el estreñimiento. Para utilizarlo, siempre debes tener en cuenta el tiempo de fermentación. Por tanto, si lo sacas en las próximas 24 horas, el kéfir tendrá propiedades laxantes, y si lo dejas algunas horas más, se volverá más astringente y más adecuado como tratamiento para la diarrea.

  • Refuerza los huesos

Otro gran beneficio del mismo es proteger el sistema esquelético y reducir los efectos de enfermedades como la osteoporosis y la descalcificación. Además, el kéfir también fortalece nuestros huesos, haciéndolos más resistentes a fracturas, y otras posibles lesiones.

  • Regula la hipertensión

El kéfir ayuda a los hipertensos, reduce los triglicéridos y el “colesterol malo”.

  • Ayuda a perder peso

Al evitar el estreñimiento, el kéfir facilita también la eliminación de grasas. Así, es ideal para incluirlo en los planes de adelgazamiento.

  • Refuerza las defensas

Su riqueza en vitaminas y minerales, y bacterias buenas lo hace perfecto para que puedas estimular y fortalecer el sistema inmunitario, además de facilitar la eliminación de toxinas.

  • Ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre

La leche cuando fermenta elimina el azúcar propio de los lácteos, la lactosa por lo que también es recomendable incluir el kéfir en la diet apara las personas con diabetes o con el azúcar alto.

  • Reduce los efectos de las reacciones alérgicas

Al tener propiedades antiinflamatorias, el kéfir puede llegar a ser eficaz para paliar los efectos de reacciones alérgicas o los síntomas de asma.

  • Favorece la digestión de la leche

Al reducir la cantidad de lactosa y modificarse poco las propiedades nutritivas de la leche, el kéfir es tolerado mejor por aquellas personas que tienen problemas para asimilarla.

Cómo tomar el kéfir

El kéfir puede ser un excelente desayuno , también puede tomarse como una merienda así como incluirse en la preparación de platos como cremas; Yo lo suelo tomar de postre añadiéndole semillas de lino, sésamo, o avena, o frutos secos.

La manera de tomarlo ya dependerá de los gustos de cada quien, puede servirse frío o caliente.

También lo puedes utilizar para preparar salsas, yo lo mezclo también con aceite y lo echo a la ensalada.

¿Cuánto Kéfir de leche tomar al día?

Importante: empezar los primeros días tomando medio vaso por día, y no en ayunas. Luego 1 vaso, y así ir incorporando.

La verdad es que no todos tenemos el mismo organismo ni las mismas necesidades a la hora de decidirnos tomar o consumir un alimento que nos cambiará definitivamente la vida para bien. Por ello depende mucho de la edad, peso y condición para saber cuánto kéfir tomar.

Esto también genera muchas dudas en las personas a la hora de decidirse. Pero puedes estar tranquilo, te vamos a decir cuánto kéfir debes tomar cada día dependiendo siempre de los objetivos que buscas al consumir este probiótico rico en propiedades y beneficios.

Para optimizar completamente sus propiedades, el kéfir de leche que debes tomar al día debería rondar los 500 ml. Una opción es tomarlo por las mañanas en raciones de 250 ml, ya que durante las primeras horas del día los alimentos lácteos son mucho más digeribles.

En caso de que estés empezando a tomar kéfir de leche, tu ración de kéfir diario debería rondar los 250 ml. Es aconsejable primero acostumbrar tu organismo a las bacterias y levaduras que más adelante equilibrarán tu sistema digestivo. Esta ración de 250 ml la podrás ir ampliando semana tras semana hasta llegar a los 500 ml diarios aproximadamente.

Qué debes tener en cuenta cuando compres los nódulos


Preocúpate por conseguir los nódulos de Kéfir de calidad.

Busca que hayan pasado una supervisión sanitaria, los de Keferilaia lo han hecho, te costarán 22.95 € pero piensa que es la manera más económica y natural de tomar probióticos, y que te pueden durar muchos años si los cuidas y los mimas.

  • 40g de Auténtico cultivo fresco y vivo de kéfir de leche. No son polvos ni un producto fabricado en laboratorio. Son auténticos gránulos de kéfir con una alta microdiversidad que vivirán toda la vida y te permitirán generar 0,5-1L de kéfir de leche a diario e irán reproduciéndose, pudiendo producir más cantidad de kéfir o regalarlos a familiares o amigos.
  • Ahorra en probióticos haciendo tu propio kéfir en casa con una alta calidad probiótica. Consigue una bebida probiótica de mucha más calidad que las comerciales con nuestros cultivos.
  • Con el pedido te envían el manual de cuidados y de producción de kéfir, además de un recetario con deliciosas recetas. Si tienes algún problema con tu cultivo te ayudarán y te lo reemplazarán.
  • Producido y enviado desde España, y lo tendrás en un plazo entre 1 y 2 días.
  • Garantizado microbiológicamente, hacen análisis periódicos.

No todos los cultivos de kéfir o yogur son iguales, la diferencia es invisible pero muy importante, la cantidad, la actividad, la diversidad y los tipos de microorganismos probióticos son los factores más importantes para que sus efectos sobre la salud sean apreciables.

Además los nódulos se reproducen y podrás regalar a tus amistades
A mí, mi cultivo de perlas de kéfir de leche me creció mucho y di a familiares, a amigas, y siguió creciendo.

Cómo conservar el kéfir cuando no quiero hacer más por una temporada

Puedes lavar las perlas y congelarlas. O bien puedes guardarlo en la nevera con un poco de leche.

Yo no te recomiendo congelarlo, aunque se puede hacer en el caso de que te vayas de viaje o no te apetezca tomarlo durante una temporada.

Yo no aconsejo congelarlo porque me parece un riesgo, y me parece preferible guardarlo en la nevera para que no fermente con leche para que se alimente. Así podrás dejarlo tiempo largo.

El mejor metodo de congelacion para el hongo es meterlo en un envase cerrado hermético y este, dentro de otro recipiente hermético, para que no coja aire. Los recipientes no pueden ser de metal, ni la tapa tampoco.

Para descongelar se tiene que poner directamente congelado en leche y esa leche desecharla tres días consecutivos.

Comparativa entre los beneficios del Kéfir y otros probióticos y yogures comerciales

Desafortunadamente, la calidad probiótica de la mayoría de los yogures o kéfir que encontramos en los supermercados es dudosa. Excepto por la cantidad de procesamiento industrial obtenido, la actividad de los microorganismos, los tipos y la cantidad requerida para la colonización en diversas áreas del sistema digestivo, apenas cumplen con los estándares mínimos.

El contenido nutricional suele ser diferente y la industria se centra más en las cualidades sensoriales o los beneficios económicos de la fidelización del cliente (azúcar añadido, conservantes, edulcorantes, etc.). Si bien consideramos varios posibles productos probióticos que se pueden encontrar en los supermercados, su costo es alto, tendrás que comprarlos semana tras semana, y muchos de ellos contienen aditivos y su diversidad microbiana es muy baja.

Además del recuento final de cada tipo de bacteria, también es importante la diversidad de microorganismos utilizados para la fermentación.

Los beneficios de los probióticos son solo una parte del kéfir, su contenido nutricional y los diferentes tipos de fermentación y procesamiento microbiano también determinarán la abundancia de alimentos, enzimas, ácidos orgánicos, etc.

Yogures comercializados

Los yogures comerciales están especialmente optimizados para la producción industrial, para lograr sabores reproducibles y una fácil producción en masa.

mejorar las defensas sin pastillas

Pastillas probióticas

También podéis considerar el coste de pastillas probióticas de herboristería. Dependiendo de la marca pueden llegar a tener un precio en torno a 10-50 euros por 30 cápsulas. En función de la dosis, conllevaría un gasto entre 10 y 100 euros al mes.

Con un cultivo  kéfir tradicional, solo existe el coste inicial y el coste de la materia prima utilizada, esto es, leche o azúcar , dependiendo del tipo de kéfir elegido. Además dependiendo de cómo hayan sido almacenadas, la cantidad de bacterias vivas que llegan a nuestra casa puede resultar muy reducida por lo que su calidad sin conocer bien las circunstancias de su almacenamiento puede ser muy inferior a lo esperado. Como comentábamos previamente, además de sus microorganismos potencialmente beneficiosos, el kéfir también aporta una composición nutricional interesante.
Tu cultivo de kéfir, pueden generar bacterias probióticas y de calidad durante largos periodos de tiempo, sin intermediarios que hagan perder calidad y todo esto en tu propio hogar con los ingredientes que tú elijas. Un cultivo bien cuidado y sin contaminaciones cruzadas puede durar años o toda la vida con igual calidad probiótica.

Podrás consultar el registro sanitario de la empresa productora de la marca Kefiralia, está en la web de AESAN ( Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ) Comprobar Registro Sanitario rellenando un simple formulario, bien introduciendo el número de de registro sanitario o bien la razón social.

Otras cosas que te pueden interesar si quieres mejorar tu salud de forma natural