Publicado el Deja un comentario

¿Por qué es bueno tomar kéfir todos los días?

kéfir probiótico

El kéfir, hoy os hablaré de qué es el kéfir y para qué sirve el kéfir

Mucha gente piensa en el kéfir como en un yogur.

Realmente no van tan desencaminados.

El kéfir lo puedes encontrar en los supermercados en la zona de los refrigerados lácteos.

También puedes hacer tu propio kéfir en casa.

Para hacer tu propio kéfir necesitas tener los nódulos que lo producen.

Tipos de kéfir

Podemos distinguir dos tipos de kéfir.

  • Kefir de leche
  • Kéfir de agua

Yo tengo el kéfir de leche.

Me resulta comodísimo hacer mis propias produccipnes de kéfir en casa.

Qué necesito para producir o cultivar kéfir en casa

Para elaborar el kéfir de leche que tomo a diario solo necesito:

  • mis nódulos de leche, que he comprado hace más de tres años y que gracias a ser un organismo vivo se regeneran y van aumentando.
  • leche, que valdrá leche de vaca, leche de almendra, licuado de soja..

Preparar mi propio kéfir me resulta comodísimo, lo voy reponiendo a medida que me va haciendo fácil, y lo único que tengo que hacer es separar la leche fermentada de los nódulos de vez en cuando, y añadir más leche a los nódulos para que produzcan más kéfir .

Meto en la nevera el kéfir preparado, que me dura para varios días.

Y dejo los nódulos con la leche a fermentar en un tarro de cristal en un lugar oscuro.

En casa tomamos muchísimos yogures, bueno mis hijos son los que toman yogures, y me obliga a acudir al supermercado recurrentemente a comprarlos.

Con el kéfir no tengo este problema, solo necesitos tener cajas de leche, que puedo almacenar más tiempo, ya que tienen una fecha de caducidad mucho más lejana de lo que tienen los yougures.

El kéfir como remedio natural a las infecciones

El kéfir es un yogur muy ácido y en mi casa no lo quieren probar. A mí me encanta, al principio puede que notes el sabor ácido como desagradable, no recuerdo si yo lo noté el caso es que te acostumbras a él, y yo siento ahora que está super rico y además lo mejor de noto es que sí me he dado cuenta de que el kéfir ha mejorado mi sistema inmunológico. Aunque no te lo creas al principio, desde que tomo kéfir me acatarro mucho menos. Está demostrado que mejora la flora intestinal y sí es como consigues un sistema de defensas mejor. Yo sí que lo he notado de verdad, ni gripe, ni catarros, ni dolor de garganta, ni enfermedades de bacterias o virus de este tipo. Lo he notado desde hace 3 años que es cuando decidí empezar a tomar kéfir a diario por las ventajas que tenía para la salud.

Antes de tomar kéfir yo padecía frecuentemente de infecciones de orina, o de oído, son mis puntos flacos, tenía que tomar todos los inviernos antibióticos, y con este tipo de medicamento nuestra flora intestinal se estropea bastante. Los antibióticos perjudican a los microorganismos que tienes en tu en tu cuerpo para defenderte y que son buenos para ti. Como remedio médico te suelen recomendar tomar probioticos y prebioticos comprados en la farmacia.

perlas de kefir
hacer kéfir de forma natural y en casa

Una vez empiezas a enlazar ideas, piensas que un prebiótico y probiótico son bacterias que pones en tu organismo, de las buenas, y te ayudan a reponer tu flora intestinal, tu microbiota.

Los alimentos prebióticos son sustancias sin vida que ayudan a crecer a tus microorganismos internos mientras que los probióticos son sustancias vivas.

El kéfir es un probiótico, y cuando comer kéfir estás poniendo bacterias vivas en tu interior que se van a regenerar y vas a mejorar así tu flora intestinal y de esta manera vas a mejorar también tu sistema inmunológico, sin tomar ningún medicamento, sin comprar nada en la farmacia. Claramente solo visto desde el punto económico esto ya es una ventaja porque si compras unos sobres de probióticos con prebiótico en la farmacia son bastante caros y si tuvieses que estar tomandolos continuamente, pues imagínate el dinero que te ibas a gastar, de esta manera, con kéfir consigues el mismo efecto y de una forma mucha más barata. En vez de tomarte un yogur todos los días de postre, te tomas el kéfir y disfrutas del momento.

Cómo preparar el kéfir para comer. De los nódulos al plato

Si tienes yo como tengo los nódulos en casa, ya os comenté que para conseguirlos puedes comprarlos o conseguir que alguien te regale unos cuantos de su cosecha, tener kéfir para comer a diario es muy sencillo.

Yo compré los nódulos, a medida que pasa el tiempo cada vez son más numerosos. He compartido alguna vez con familiares o amigas.

Una vez has conseguida tus perlas de kéfir lo que tienes que hacer es coger los nódulos, ponerlos en un tarro de cristal, y les echas leche entera, o desnatada es igual, puedes echarles también licuado de soja o de almendra. No hace falta que sea leche de vaca porque a mucha gente le sienta mal, puedes elegir la leche de oveja o de cabra también.

Guardas el tarro con la leche y los nódulos en un lugar oscuro, tapado con una servilleta de papel sujeta con una goma, no lo cierres con la tapa del bote de cristal, es necesario que respire.

Al cabo de 1, 2, o 3 días lo cuelas con un escurridor bastante tupido y de plástico, evita que el metal esté en contacto con los nódulos del kéfir.

Separas los nódulos del licuado que queda con una espátula del líquido, un líquido bastante espeso, es el kéfir que vas a comer. La leche ha cuajado, ha fermentado y ahí tienes tu preparado de kéfir con todas los beneficios de lo que es un probiótico.

Una receta bien fácil para mejorar tu salud y realmente económica, realmente lo único que cuesta dinero es el litro de leche porque los nódulos los compré hace tres o cuatro años y se mantienen y se reproducen.

Frecuencia con la que debes comer kéfir para conseguir beneficios inmunológicos

Tomo todos los días kéfir, después de comer y después de cenar con lo cual es un ahorro increíble porque la leche está tirada de precio.

Hay etapas en las que solo tomo kéfir una vez al día. Algunas veces lo he incorporado a los desayunos. Es fresco y sacia por la mañana.

La cantidad por ración que suelo tomar es de 250 cl, igual que lo que tomarías de un yogurt.

Cómo evitar el estreñimiento: Psyllium
Así es cómo tomo yo el Psyllium. Lo acompaño con Kefir y semillas de lino y semillas de sésamo. Está muy bueno y me ayuda a regular mi intestino.

Cómo acostumbrarme a la acidez del kéfir

Yo te recomiendo que al principio, antes de comprar las perlas de kéfir es probar comprando un preparado en el supermercado, a ver si te gusta o si lo toleras.

Para acostumbrarte al kéfir porque es un poco ácido, lo que puedes hacer es ir al supermercado y te compras varias marcas, vas viendo los distintos sabores, hay distintas marcas, vete probando distintas porque también saben diferente.

Una vez que veas que te gusta y que quieres incorporar el kéfir de forma habitual a tu dieta, es el momento en el que puedes comprar tus propias perlas de kéfir.

A partir de ahí harás tus propias producciones y tendrás que ir testeando también cómo te gusta más si dejandolo cuajar un día, dos o tres porque el sabor también variará.

Para mí y para toda la gente con la que he compartido los nódulos es un postre que está buenísimo.

Con qué puedo acompañar mi preparado de kéfir

Acompañamientos para tomar kéfir
  • Uno de los mejores acompañantes de kéfir son los frutos secos, especialmente las nueces, a mi postre favorito le suelo echar cuatro o cinco nueces.
  • Acompaña el kéfir con frutos del bosque
  • Prueba el kéfir con frutas variadas, pera, manzana, plátano, melocotón, fresas,… todo le va bien.
  • Añade fibra a tu dieta añadiendo al kéfir una cucharada de plantago, semillas de lino y semillas de sésamo, o una cucharada de semillas variadas.

También puedes usar el kéfir como salsa para tus ensaladas si le añades las especias que más te gusten (albahaca, romero, pimienta, …)

Suscríbete al boletín de noticias de mimododevida.con y consigue 6 recetas para preparar kéfir de leche.

Recetas de Kéfir de leche
Seis recetas de kéfir de leche saludables

Si quieres saber algo más sobre el kéfir o sobre cualquier otra cosa que practico yo para llevar una vida saludable, no tienes más que preguntar:

    Deja una respuesta